LOS NIÑOS SON SAGRADOS

Bolivia se ha convertido en el primer país que ha legalizado el trabajo infantil hasta tal punto que permite a los niños a partir de los 10 años de edad trabajar sólo con algunas restricciones mínimas. Mi hijo de 10 años fue reprendido en su escuela de la ciudad de Nueva York el otro día por jugar a verdad o reto y retó a uno de sus amigos a tocar a sus compañeras de clase por detrás, lo que nunca ocurrió porque tuvo miedo. El director de la escuela habló más tarde firmemente con él y su amigo y procedió a explicar que se podía llamar a la policía y se podía insinuar un acoso sexual. Mientras tanto, de vuelta en la capital de Bolivia, La Paz, exactamente el mismo día en que se modificó la ley laboral, caminaba entre un desfile cultural fotografiando a la gente y sus trajes y me encontré con el presidente de Bolivia, Evo Morales, que posó para mí sosteniendo a un niño pequeño.

La ironía es una herramienta muy querida y útil sobre todo para ayudarnos a pensar las cosas de otra manera y en este caso diseccionar los problemas sociales. El trabajo infantil es considerado en muchos sentidos un fenómeno social y político más que económico, mientras que el argumento que vi en la televisión boliviana esa misma noche fue que el índice de pobreza de Bolivia necesitaba la ayuda de sus hijos.

Mencionar el acoso sexual a un niño de 10 años es también absurdo y es demasiado pronto en sus vidas para tener que considerar tal cosa.

En el departamento de La Paz, hay una ciudad fascinante llamada El Alto. Tiene un alto nivel de pobreza a través de un mundo único por sí mismo, con su arquitectura andina, la cultura de las cholitas y el mayor mercado de pulgas del mundo donde se puede encontrar de todo, desde un pequin en un refrigerador hasta secreción de caracoles.

La mayor parte de este centro urbano de rápido crecimiento, que ahora supera el millón de personas amerindias, fué formado por trabajadores migrantes que vinieron aquí en busca de una mejor fortuna. Las “Cholitas” son mujeres aymaras que han venido a la ciudad, y también son conocidas por romper las barreras sociales. Me pregunto qué piensan las Cholitas de que sus hijos salgan a trabajar tan temprano. ¿Piensan que sus hijos son acosadores sexuales cuando sus jóvenes se burlan de las chicas de esa manera? La ética de trabajo de los americanos es drásticamente diferente a la nuestra en el mundo occidental, y probablemente su idea de que los niños se diviertan también. Históricamente los niños bolivianos han trabajado en la agricultura, muchos de los padres de estos niños trabajadores provienen de los pueblos mineros y las zonas rurales, por lo que es una parte natural de la vida desde el principio.

Aunque la vida en la ciudad no es la misma y en su mayoría las zonas rurales tampoco lo son. Los niños deben ir a la escuela y tener derecho a la educación sin importar en qué país, ciudad o pueblo vivan, cuál sea su situación económica, y nunca deben ser explotados financieramente. Uno de los regalos más preciados de la vida es ser un niño y divertirse. Hoy el Comité Noruego del Nobel ha anunciado el Premio Nobel de la Paz para el año 2014 y va para Kailash Satyarthi y Malala Yousafzay por su lucha contra la supresión de los niños y jóvenes. Felicitaciones.

LOS NIÑOS SON SAGRADOS 1